Últimos Vistos

"La Tierra"  Ordenar por

Oceano helado

   2022    Naturaleza
En la cima de nuestro planeta se encuentra un reino mágico, el Océano Ártico. Tras cuatro meses de oscuridad invernal, el sol vuelve a revelar un océano helado cubierto de hielo. Las madres de osos polares salen de sus guaridas en las laderas y conducen a sus cachorros al mar helado para cazar, mientras que un joven macho y una hembra forjan una sorprendente amistad en el hielo.
Para otros, el mar helado es una trampa. Una manada de ballenas beluga lleva cinco meses confinada en un agujero de hielo, muriendo lentamente de hambre a medida que se agota el alimento que las rodea. Su salvación reside en el sol que llega con la primavera, que derrite el hielo marino y les permite escapar.
Frente a la costa oriental de Groenlandia, la masa de hielo flotante en primavera es una zona de cría para las focas arpa. Las madres y los cachorros tienen sólo unas semanas juntos para que el cachorro aprenda a nadar antes de que ella lo abandone para que se valga por sí mismo. Pero en el clima actual, que se está calentando, las tormentas pueden arrojar a las crías indefensas al mar antes de que sean lo suficientemente fuertes como para valerse por sí mismas.
El verano es una época de abundancia en el Océano Ártico, ya que las floraciones de plancton alimentan a millones de bocas diminutas, como los extraños camarones esqueléticos, así como a los más grandes: las ballenas de Groenlandia. Estas antiguas y longevas ballenas llegan en masa cada año a lugares secretos conocidos como balnearios de ballenas. Pero hoy, con la pérdida del hielo marino de verano, su paz se ve interrumpida por las orcas del sur. Estos atrevidos depredadores son lo suficientemente audaces como para enfrentarse a las ballenas de proa, mucho más grandes, y dirigirse a sus vulnerables crías.
Las 24 horas de luz del verano ártico atraen a visitantes de lejos, incluidas enormes bandadas de aves marinas como las alcas crestadas. Un macho debe utilizar tanto su canto como un perfume secreto de mandarina si quiere atraer a una compañera. Para la morsa residente, el calor del verano puede ser insoportable. Después de arrastrarse a la playa para mudar, un viejo macho utiliza una ingeniosa técnica para volver al fresco del agua.
Hoy en día, los veranos en el Ártico son de un calor sin precedentes. Con el cambio climático, se está calentando más rápido que cualquier otro lugar de la Tierra. Se prevé que el océano Ártico podría quedarse sin hielo cada verano para el año 2035, lo que plantea nuevos retos para los osos polares. Sin hielo marino, cada vez más osos quedan varados en islas remotas del Ártico. Es un lugar peligroso para una madre osa con cachorros, rodeada de machos más grandes y depredadores.
Serie: Frozen Planet II

Nuestro planeta helado

   2022    Naturaleza
Nuestro planeta helado está cambiando. En este último episodio, conoceremos a los científicos y a las personas que dedican su vida a entender lo que significan estos cambios, no sólo para los animales y las personas que viven allí, sino para el mundo en su conjunto.
Nuestro viaje comienza en el Ártico, donde cada verano se desprenden enormes cantidades de hielo de los bordes de los glaciares de Groenlandia que se están derritiendo. El glaciólogo Alun Hubbard se adentra en un molino glaciar para intentar comprender los mecanismos que impulsan esta histórica pérdida de hielo.
En otros lugares del Ártico, no sólo está desapareciendo el hielo terrestre. En el Golfo de San Lorenzo (Canadá), los biólogos intentan averiguar cómo afectará la pérdida de hielo marino a la vida de las crías de foca. En la Rusia ártica, con la pérdida de hielo marino en verano, cada vez llegan más osos polares a la isla de Wrangel. Aquí, un guardabosque local y los científicos se enfrentan a los hambrientos osos para evaluar su futura supervivencia.
La pérdida de hielo marino no sólo afecta a la fauna, sino también a las personas. En la remota comunidad de Qaanaaq (Groenlandia), los cazadores inuit locales consideran que el hielo es ya demasiado peligroso para viajar y cazar, lo que pone en peligro su modo de vida tradicional. Y estos cambios que se están produciendo en el Ártico tienen el potencial de afectar a la gente más lejos. En la tundra abierta de Alaska, los lagos burbujeantes indican los gases que se liberan del suelo anteriormente congelado, incluido el potente gas de efecto invernadero metano.
Hay un lugar en el que se puede observar mejor la magnitud del deshielo del Ártico: desde el espacio. Desde la Estación Espacial Internacional, la astronauta Jessica Meir observa los incendios forestales en toda Europa y reflexiona sobre la interconexión de nuestros cambiantes patrones meteorológicos.
La rápida pérdida de hielo también se está produciendo en las altas montañas de los continentes del planeta. El glaciólogo Hamish Pritchard utiliza un sofisticado sistema de radar montado en un helicóptero para intentar cuantificar cuánto hielo queda en los glaciares del Himalaya, hasta ahora inexplorados. Es importante ya que, río abajo, unos 1.200 millones de personas dependen del agua de deshielo de los glaciares como principal fuente de agua dulce.
Por último, en la Antártida, conocemos a Bill Fraser, que ha dedicado 45 años de su vida a estudiar el pingüino Adelia. A lo largo de este periodo, ha sido testigo de los cambios en las condiciones meteorológicas y de la extinción de colonias enteras. Estos 'canarios en la mina de carbón' son una señal de que no todo va bien, incluso en el lugar más remoto de la Tierra. Y los cambios que se produzcan aquí pueden afectarnos a todos, por lo que un grupo internacional de científicos tiene la misión urgente de evaluar la estabilidad de una enorme masa de hielo conocida como plataforma de hielo Thwaites. Si este tapón de hielo se derrite y se desliza hacia el océano, aumentará el nivel global del mar, impactando en las comunidades costeras de todo el planeta.
Los cambios sin precedentes a los que están asistiendo nuestros científicos pueden ser profundos, pero existe la esperanza de que, mediante una combinación de tecnología y fuerza de voluntad, aún estemos a tiempo de salvar lo que queda de nuestro planeta helado.
Serie: Frozen Planet II

La oscura historia de la Tierra

   2022    Ciencia
La historia de la Tierra está marcada por una catástrofe cósmica tras otra, forjando el camino de la evolución hasta los humanos. Colisiones de asteroides y cometas, erupciones solares, extinciones masivas, explosiones de supernovas, bombardeos de rayos cósmicos. Lo que sea, lo hemos vivido. Es un milagro que estemos aquí. Ahora, los expertos exploran cómo la Tierra se ha tambaleado al borde de la destrucción.
Serie: La Historia del Universo temporada 10

Tierras heladas

   2022    Naturaleza
En el extremo norte de nuestro planeta se encuentra el mayor hábitat terrestre de la Tierra, hogar de bosques cubiertos de nieve y de la gélida tundra abierta. Estas son tierras extremas que llevan a los animales a sus límites: en invierno son tan frías que gran parte del suelo ha permanecido congelado desde la última edad de hielo. Para tener alguna posibilidad de sobrevivir, los animales deben adaptarse de forma extrema: aquí una súper manada de lobos, de 25 miembros, se ha unido para enfrentarse a la única presa grande de la que disponen en invierno, el bisonte americano.
En la tundra abierta, un zorro ártico debe buscarse la vida solo. Es un vagabundo y recorrerá muchos cientos de kilómetros en busca de pequeños lemmings, escondidos en las profundidades. La única forma de llegar a ellos es con una zambullida de cabeza. En el remoto extremo oriental de Rusia, un raro leopardo de Amur merodea por un bosque aparentemente vacío y cubierto de nieve. Con pocas presas disponibles, debe usar su ingenio para encontrar una comida. Sigue a los cuervos con la esperanza de encontrar carroña, pero no debe quedarse mucho tiempo, ya que comparte el bosque con un gran felino mucho más grande pero igualmente hambriento, el tigre siberiano.
Con la llegada de la primavera, los bosques comienzan a descongelarse y la vida regresa. Bajo el suelo, emerge ahora un nido de pequeñas crías de tortuga pintada, que han permanecido congeladas en un estado de animación suspendida durante todo el invierno. Al norte, pasa un mes más antes de que el calor del sol bañe el suelo congelado de la tundra. Bajo tierra se encuentra una pequeña reina de las nieves, una abejorro de Laponia. Es la única superviviente de su colonia -el resto pereció en la helada invernal-, pero su gran tamaño, su cuerpo peludo y el anticongelante en su sangre le han permitido sobrevivir. Ahora tiene prisa. Debe alimentarse y criar a su prole en la breve ventana del verano, mientras las flores están floreciendo.
Los búhos nivales también utilizan la tundra abierta para reproducirse: una pareja ha criado un nido lleno de mullidos polluelos. Con 24 horas de luz para cazar, los abnegados padres traen comida tras comida para su creciente cría. Pero un día regresan y encuentran el nido vacío.
Hoy en día, el mayor reto de la tundra es el cambio climático. El calentamiento de los veranos está derritiendo el permafrost en las profundidades del suelo, provocando el deshielo y, en algunos lugares, el colapso de la tierra. Estos cambios también afectan a los animales. Los caribúes llegan en manadas de 200.000 individuos para criar a sus crías en los ricos pastos, pero el calentamiento significa que los mosquitos emergen antes y molestan a las crías antes de que hayan tenido la oportunidad de ganar fuerza. Los padres llevan a sus crías a tierras más frescas y libres de mosquitos, pero para llegar hasta allí deben cruzar ríos con mayor cantidad de agua de deshielo y escapar de los hambrientos osos pardos. Ellos, al igual que la mayor parte de la fauna de la tundra, están adaptados a vivir en los extremos, pero el desafío del actual calentamiento del clima podría ser un problema de más.
Serie: Frozen Planet II

Gigantes de la Edad del Hielo
Gigantes de la Edad del Hielo

   2013    Ciencia
Conoce a los Romanos
Conoce a los Romanos

   2012    Historia
Bill Gates: Bajo la Lupa
Bill Gates: Bajo la Lupa

   2019    Historia
Películas Malditas
Películas Malditas

   2020    Arte
Planet Earth
Planet Earth

   2007    Naturaleza
Chemistry
Chemistry

   2010    Ciencia